loader image

Bíografías destacadas: Roberto Martini Becerra

por | Feb 22, 2018

Roberto Martiní Becerra nació en Valdivia Región de Los Ríos, un 7 de abril 1960, hablar de él representa un profundo significado para la localidad de Coñaripe así como también para nuestra comuna. 

Es que la historia de Roberto está ligada a la vida del pueblo pre-cordillerano de origen maderero llamado Coñaripe, ubicado en la orilla oriente del lago Calafquén y que seguramente los habitantes de aquella localidad saben bien de los méritos para ser reconocido ciudadano destacado por parte de la Municipalidad.

Roberto es descendiente de los primeros colonos extranjeros que arribaron a la zona para iniciar faenas forestales, recurso natural de extraordinaria abundancia y calidad en las montañas que decoran el paraje del lago con sus prominentes alturas.

Descendiente de los italianos, Atanasio Martini Baccega y Guillermina de Martini, e hijo de Narciso Martini Gransotto y Alicia Becerra Durán, Roberto continuó la tradición familiar de emprendimientos vinculados a la extracción y comercialización forestal. Claro que, Roberto va más allá de las tradicionales faenas forestales, su perseverancia e inteligencia lo llevan a iniciar procesos de innovación empresarial, entendiendo que las faenas de desarraigo forestal tendrán un límite y que era necesario dar paso a nuevas formas de organización, gestión y diversificación empresarial.

De aquella forma la empresa forestal, frutícola y ganadera «Martini Blueberrys limitada» en el año 2005, que funciona como alianza estratégica con un gran aliado, su hermano Patricio Martini Becerra, esta es expresión clara de esa capacidad emprendedora de Roberto.

La escolaridad de Roberto comenzó en el colegio católico de Coñaripe,actual escuela particular Enrique Romer, luego estudió en la escuela 1 de Valdivia y en el liceo Politécnico de Villarrica.

A principios de la década de los años 80, nace su única hija, Karin Alejandra Martini Carrasco. En aquella época, el amor golpeó a su puerta y contrajo nupcias con Elizabeth Jaqueline Torres Iturra en la localidad de Teodoro Schmidt, según explicita él «ella es el amor de su vida, su máxima inspiración en estos 32 años matrimonio el aprendizaje personal y emocional es un nexo inquebrantable».

Desde esa actividad empresarial colabora y anticipa un nuevo destino productivo para Coñaripe.

Sin embargo, Roberto no solo es un exitoso empresario, también es un activo y comprometido ciudadano, presente en las grandes luchas de su pueblo, desde el primer asfalto gestionado por los vecinos junto al ex presidente Ricardo Lagos, hasta la nueva área de desarrollo económico, que hoy hace de Coñaripe y su área de influencia, un apetecido atractivo turístico, el cual es parte fundamental del “Destino Turístico Siete Lagos”.

Tiene como principal afición las motos, se reconoce motoquero y recorre la localidad de Coñaripe sobre las cuatro ruedas de su vehículo, donde es invitado a tomar mate y compartir con la gente del sector.

No se puede hacer un recorrido por su historia sin antes mencionar su servicio a la comunidad en su calidad de bombero, puesto que son 27 años dedicado a aquel rubro. Sus primeros años fue el tesorero de la compañía de bomberos de Coñaripe, luego se transformó en capitán y luego de un breve receso de sus funciones asume como director, en donde ha luchado por la renovación del edificio y hasta hace algunos días, el anhelado sueño se cumplió, ya que el nuevo cuartel tiene su primera piedra instalada.

Ser bombero es comprometerse con la seguridad y calidad de vida de cada familia, ser bombero es tener la disposición de dar la vida por los demás, Roberto nos muestra su generosidad y humanismo a través de esa vocación de servidor público y es precisamente esa característica la que lo hace, por si misma, merecedor de este reconocimiento. Roberto, el empresario y el comprometido servidor público, el hombre bueno y justo, el incansable luchador por causas necesarias.